Los 10 edificios pasivos más grandes de España

on junio 20, 2018

Ya publicamos una entrada hace semanas que hablaba de los 1o edificios más pasivos del mundo. Como somos muy amantes de las listas, hemos decidido investigar para encontrar los 10 edificios pasivos más grandes de España y compartirlos con vosotros en nuestro blog. Como veréis, hay un poco de todo: viviendas, edificios administrativos, rehabilitaciones, certificados o sin certificar… Esto demuestra que el estándar Passivhaus se adapta a cualquier tipología y es aplicable a gran variedad de situaciones constructivas (nueva planta, reformas…). Como ya hemos dicho en otras ocasiones, el futuro será Passiv o no será.

1. Torre de Bolueta (Bilbao, País Vasco)

Superficie (utilizada para el cálculo en PHPP): 27.760 m²

Hermeticidad: 0,3/h

Demanda de calefacción anual: 11 kWh /(m2a )

Demanda energía primaria: 110 kWh/(m²a)

La famosa primera torre de Bolueta se convirtió, en marzo de este año, cuando recibió el certificado, en el edificio Passivhaus más alto del mundo. Como explican en este artículo de Europapress, “el proyecto consta de 171 viviendas de protección oficial y sociales promovidas por Visesa, sociedad urbanística dependiente del Gobierno Vasco, en el bilbaíno barrio de Bolueta, ha sido construido por Construcciones Sukia bajo la dirección técnica y proyecto de VArquitectos. El certificado acredita al edificio de 88 metros de altura y 28 pisos, como el edificio Passivhaus certificado más alto del mundo, por encima de la torre Cornell de Nueva York“. El edificio lleva un aislamiento continuo por el exterior de lana de roca recubierta por 3.000 lamas de aluminio que hacen un guiño al pasado industrial de la zona. Según los cálculos, el ahorro energético será de un 75 % para los inquilinos. Ya está en marcha la construcción de la segunda torre, de un conjunto de 7 en total.

2. Palacio de Congresos Europa (Vitoria, País Vasco)

Superficie (utilizada para el cálculo en PHPP): 3.326 m²

Hermeticidad: 1,56/h

Demanda de calefacción anual: 20 kWh /(m2a )

Demanda energía primaria: 105 kWh/(m²a)

Un edificio de los años 80 rehabilitado y ampliado en 2015. La ampliación incluía un nuevo auditorio, un nuevo restaurante y una cafetería en cubierta. Todo ello, construido según el estándar Passivhaus. La certificación es la que corresponde a una rehabilitación (Enerphit), con exigencias menos estrictas que en el caso de la nueva construcción. En cualquier caso, se ha llegado a ahorros energéticos, medidos en el primer año de funcionamiento (2016), del 50 % con respecto a 2012. Fachada ventilada, aislamiento SATE de 20 cm, protecciones solares, carpintería de PVC con triple acristalamiento, cubierta ajardinada… son solo algunos de los elementos que ayudaron a esta intervención a conseguir la certificación Enerphit y el nivel oro del sello LEED.

 

3. Edificio de oficinas (Sollana, Comunidad Valenciana)

Superficie (utilizada para el cálculo en PHPP): 1.145 m²

Hermeticidad: 0,33/h

Demanda de calefacción anual: 13 kWh /(m2a )

Demanda energía primaria: 120 kWh/(m²a)

El primer edificio de oficinas certificado Passivhaus en España se construyó en 2014 en un polígono industrial del municipio valenciano de Sollana. Adosado a una nave industrial en su fachada sur, requirió de la habilidad de los arquitectos para conseguir, para empezar, una buena ventilación cruzada. Para ello, dispusieron dos patios interiores que, además, aumentaban el aporte de luz natural. La fachada se compone de una hoja de bloques de termoarcilla de 19 cm de espesor, una capa de mortero hidrófugo de 15 mm y un aislamiento que varía según la orientación de la fachada (100 mm de lana mineral a N y O, 110 mm de SATE de lana de roca en el resto de cerramientos). Con estas, y otras muchas medidas, se ha conseguido un ahorro energético del 80 % con respecto a un edificio de oficinas convencional.

 

4. Edificio de oficinas (Logroño, La Rioja)

Superficie (utilizada para el cálculo en PHPP): 1.069 m²

Hermeticidad: 0,6/h

Demanda de calefacción anual: 11 kWh /(m2a )

Demanda energía primaria: 112 kWh/(m²a)

Esta rehabilitación de un edificio de la administracion pública realizada en 2015 que apostaba, además de por el sello BREEAM, por el certificado PASSIVHAUS. Con la rehabilitación, realizada según el estándar de edificios de consumo energético casi nulo Passivhaus, y terminada en 2017, que incluyó, entre otras medidas, una fachada vegetal, una instalación fotovoltaica y otra de agua caliente solar, además de 2 puntos de recarga de vehículos eléctricos, se ha conseguido un ahorro energético del 85 %.

 

5. Carrer Nou (Gerona, Cataluña)

Superficie (utilizada para el cálculo en PHPP): 678 m²

Hermeticidad: 0,97/h

Demanda de calefacción anual: 17,5 kWh /(m2a )

Demanda energía primaria: 111 kWh/(m²a)

Situado en el centro histórico de Gerona, y rehabilitado entre 2016 y 2017, fue el primer edificio de vivienda colectiva certificado ENERPHIT en Cataluña. El edificio original, de finales de los años 70, es de fábrica de ladrillo y forjados unidireccionales de hormigón. Para la rehabilitación Passiv, se tuvo que aislar por el interior, mediante paneles de aislamiento PIR y cámara de instalaciones, aislada con lana mineral y cerrada con paneles de cartón-yeso. También se instalaron ventanas de madera de triple vidrio, un sistema de climatización por techo radiante y una instalación de ventilación mecánica controlada con recuperación de calor.

 

6. Villa Ana (Santiago de Compostela, Galicia)

Superficie (utilizada para el cálculo en PHPP): 676 m²

Hermeticidad: 0,6/h

Demanda de calefacción anual: 23 kWh /(m2a )

Demanda energía primaria: 116 kWh/(m²a)

Construida en 2014 y diseñada por Iglesias Veiga Arquitectos, esta vivienda está certificada con el sello BREEAM con categoría de excelente y fue edificada según el estándar Passivhaus, aunque no cuenta con certificación. La vivienda se compone de dos cajas con doble piel de madera y hormigón blanco que separan la zona de día de la de noche. Los aislamientos van desde los 18 cm de lana de roca de las fachadas a los 21 cm del mismo material en cubierta. Aleros, patios interiores y ventilación mecánica controlada son algunos de los componentes bioclimáticos de la vivienda, además del uso de energías renovables (geotermia y pozos canadienses) para la climatización. Los materiales usados tienen ecoetiquetas y la madera el sello FSC.

 

7. Biblioteca (Villamediana de Iregua, La Rioja)

Superficie (utilizada para el cálculo en PHPP): 616 m²

Hermeticidad: 0,4/h

Demanda de calefacción anual: 13 kWh /(m2a )

Demanda energía primaria: 96 kWh/(m²a)

Edificio construido en 2015 compuesto de dos volúmenes semienterrados que aprovechan esta circunstancia para integrarse en el densificado entorno y mejorar el aislamiento térmico de la envolvente. Tras un estudio del soleamiento, se ubicaron los huecos más grandes en las fachadas Sur y Oeste y se colocaron protecciones solares (horizontales a sur y verticales a oeste), además de un árbol en el patio interior. La fachada se compone de bloques cerámicos rellenos de perlita y sistema SATE de paneles de aislamiento tipo Gutex. Las ventanas, de madera, son de triple vidrio. El edificio también cuenta con su sistema de ventilación mecánica controlada con recuperación de calor, grifos de ahorro y sistema de recogida de aguas pluviales.

 

8. San Roke 32 (San Sebastián, País Vasco)

Superficie (utilizada para el cálculo en PHPP): 616 m²

Hermeticidad: 1,5/h

Demanda de calefacción anual: 15 kWh /(m2a )

Demanda energía primaria: 109 kWh/(m²a)

Rehabilitación de un edificio de viviendas de los años 50 de 4 plantas compuesto por 10 apartamentos y una zona común. Los cerramientos no tenían aislamiento, las carpinterías eran de madera con vidrio simple y la ventilación se hacía de forma manual, con las consiguientes pérdidas térmicas. La rehabilitación, comenzada en 2016 y todavía en marcha, se está haciendo en 3 fases y consiste en la ejecución de un aislamiento SATE de 12 cm de espesor., la mejora en la hermeticidad general, la sustitución de las carpinterías existentes por otras de PVC de grandes prestaciones y la instalación de un sistema de ventilación mecánica controlada con recuperación de calor.

 

9. Apartamentos Rurales Mendialdea (Amaiur, Navarra)

Superficie (utilizada para el cálculo en PHPP): 471 m²

Hermeticidad: 0,6/h

Demanda de calefacción anual: 9 kWh /(m2a )

Demanda energía primaria: 99 kWh/(m²a)

Vivienda de 1967 rehabilitada en 2017 según el estándar Passivhaus y reformada para albergar 5 apartamentos rurales. La fachada existente se aisló con SATE de 18 cm y las carpinterías se sustituyeron por otras de madera, triple vidrio y cámara de argón. El proyecto tenía la dificultad añadida de la obligación de mantener la estética rural existente en la zona.

 

10. Villa Sol y Viento (Mijas, Andalucía)

Superficie (utilizada para el cálculo en PHPP): 403 m²

Hermeticidad: 0,469/h

Demanda de calefacción anual: 8,8 kWh /(m2a )

Demanda energía primaria: 78 kWh/(m²a)

Vivienda unifamiliar aislada finalizada en 2015 que ya mencionamos en otra entrada del blog. Entre otras muchas características relacionadas con la sostenibilidad tiene las siguientes: instalación fotovoltaica en cubierta, persianas con control automático, recogida de aguas pluviales para el jardín y las cisternas de los inodoros, carpintería de madera, aislamiento SATE en fachada y de corcho en cubierta y balcones, ventilación mecánica controlada con recuperación de calor… Todo ello controlado con un complejo y eficiente sistema domótico.

0 comments
Post a comment