Edificios modernistas en valencia

Recorrido por la arquitectura de Valencia

Bienvenido a la extraña ópera de Valencia, situada en medio del complejo modernista de la Ciudad de las Artes y las Ciencias, justo lo contrario de la tradicional ópera de Viena. Inaugurado en 2006 y con 75 metros de altura, es el teatro de ópera más alto del mundo y, sin duda, uno de los más extraños. Se asemeja a un casco espacial de aspecto extraño, o quizás a un escarabajo escurridizo, y es sin duda un lugar único e inolvidable para ver ballet, ópera, danza, teatro o un concierto. Incluso si la ópera no le interesa, un simple paseo por todo el complejo le dejará sin aliento.

Consejo profesional: aunque los edificios son chulos desde fuera, también merece la pena visitarlos para ver lo que hay dentro. El museo de la ciencia es especialmente bueno, ya que está repleto de interesantes exposiciones interactivas tanto para adultos como para niños.

Valencia arquitectura morisca

Con un pie en el pasado y otro en el futuro, es difícil encontrar una ciudad europea más intrigante arquitectónicamente hablando que Valencia. Entre la multitud de estilos, Valencia destaca especialmente en la arquitectura contemporánea de vanguardia. Se lo debe a su propio arquitecto de nacimiento, Santiago Calatrava, famoso por sus diseños hipermoderno-surrealistas.

  Edificios singulares valencia

En el transcurso de casi dos décadas, de 1991 a 2009, Calatrava produjo un conjunto de edificios y puentes futuristas que conforman el famoso complejo de la Ciudad de las Artes y las Ciencias. Aunque sólo sea por una razón, gracias a estas obras Valencia se ha situado en el mapa como una ciudad que merece la pena visitar. La celebración del arte y la ciencia de Calatrava en Valencia es, sin duda, un lugar de visita obligada para los aficionados a la arquitectura, e incluye:

Si alguna vez te has preguntado cómo algo tan contrastado como un complejo de ciencia ficción como éste puede coexistir en el mismo entorno urbano con las soleadas calles con aroma a paella de Valencia, ¡haz este paseo autoguiado y descúbrelo!

Diseño de Valencia

No es ningún secreto que la ciudad de Valencia es un tesoro arquitectónico que mezcla sin esfuerzo estilos antiguos y modernos de diferentes épocas de su historia. Al pasear por la ciudad, es difícil mantener la mirada baja. Cada rincón, avenida y plaza ofrecen ejemplos impresionantes de edificios asombrosos. Uno de los legados más perdurables de la ciudad se forjó durante la época modernista, a principios del siglo XX. Este nuevo movimiento artístico produjo edificios tan emblemáticos como el Mercado Central, la Estación del Norte y el Mercado de Colón. Combinando elementos de la naturaleza, líneas curvas, detalles geométricos con azulejos decorativos y herrajes, la arquitectura modernista valenciana es una auténtica joya para la vista.

  Valencia edificios

Primera parada, la Estación del Norte. Diseñado por Demetrio Ribes, este edificio es uno de los ejemplos más reconocibles de la arquitectura modernista en Valencia. La estación, construida entre 1906 y 1917 durante el movimiento de la “Sezesión Vienesa”, mezcla líneas rectas y formas curvas. Está decorada con temas valencianos como naranjas, flores y motivos agrícolas. No deje de entrar para contemplar el esplendor del techo de forja que cubre también la amplia plataforma.

Edificios históricos valencia

Valencia no es todo Calatrava y paella, como tampoco Barcelona representa todos los edificios modernistas de España… ¡alguien tenía que decirlo! Dejando a un lado los tópicos, si hay algo que sorprende al visitante que visita Valencia por primera vez es la cantidad y calidad de su patrimonio modernista. Se percibe al pasear por sus calles, especialmente en el centro histórico y el Ensanche.

  Alquiler de edificios en valencia

Valencia experimentó un fuerte desarrollo urbanístico a finales del siglo XIX, fruto del auge económico de la época. La ciudad creció más allá de su antiguo recinto amurallado, dando lugar a un ensanche. La expansión coincidió con uno de los movimientos artísticos más florecientes del momento, que haría furor entre las clases medias europeas. Se trata del Modernismo, también llamado Art Nouveau, Modern Style, Jugendstil, Liberty o Floreale, según los países. Para no quedarse atrás, la burguesía valenciana quedó cautivada por este nuevo estilo, que rompía con la tradición académica imperante. Sus artífices se inspiraron en la naturaleza y experimentaron con nuevas aplicaciones del hierro y el cristal en la arquitectura.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad