Etiqueta energética edificios

Directiva sobre eficiencia energética de los edificios

Cuando se entrega, vende o alquila un edificio, no hay que olvidar la etiqueta energética exigida y la obligación de mencionarla en el anuncio. Si se infringen estas normas, la Inspección de Medio Ambiente y Transporte (Inspectie Leefomgeving en Transport (ILT)) puede imponer una multa. Tenga en cuenta que esta multa se ha incrementado desde el 1 de noviembre de 2021. Además, desde el 1 de enero de 2021, también se aplica un nuevo método para establecer la etiqueta energética, que requiere más trabajo. A las oficinas se les aplica una obligación adicional: en 2023, se deberá establecer como mínimo la etiqueta energética C. ¿Quiere saber más? Siga leyendo.

La etiqueta energética es una declaración escrita que indica la eficiencia energética de un edificio. La eficiencia energética se establece o calcula en función de la cantidad de energía necesaria para el uso normal del edificio. Para ello, se tiene en cuenta la energía utilizada para la calefacción, la refrigeración, la ventilación, el suministro de agua caliente y la iluminación del edificio. A partir de enero de 2021, la etiqueta energética se basará en la cantidad de energía fósil utilizada (expresada en kilovatios hora por metro cuadrado y año).

  Certificación energética de edificios de nueva construcción

Edificios energéticamente eficientes

Directiva 2002/91/CE relativa a la eficiencia energética de los edificios. Los Estados miembros están obligados a garantizar que, cuando se construyan, vendan o alquilen edificios, se ponga a disposición del propietario, o por parte de éste al inquilino o posible comprador, un Certificado de Eficiencia Energética. El certificado incluirá también asesoramiento e información sobre cómo mejorar la eficiencia energética. Se refiere a elementos como la envolvente del edificio, las ventanas, las instalaciones de calefacción, electricidad y ventilación, la iluminación, las fuentes de calor (incluidas calderas, unidades de cogeneración), los sistemas de refrigeración y otros.

El edificio más eficiente energéticamente del mundo

La Comisión Europea ha propuesto una revisión de la directiva europea sobre eficiencia energética de los edificios en diciembre de 2021. Una de las medidas más innovadoras: los edificios residenciales con peor rendimiento de cada país -viviendas con etiqueta energética F y G- tendrán que desaparecer del mercado inmobiliario para el año 2033.

La Unión Europea tiene ambiciosos objetivos climáticos. Quiere tener un parque de edificios con cero emisiones para 2050. La revisión de la Directiva Europea de Eficiencia Energética de los Edificios (DEEE) contiene una serie de nuevas y ambiciosas medidas que deberían ayudar a sus Estados miembros a conseguirlo.

Una de las propuestas más destacadas es la introducción de “normas mínimas de eficiencia energética” obligatorias. Todos los edificios residenciales tendrán que alcanzar la clase energética F en 2030 y la clase E en 2033. En la práctica significa que dentro de 10 años será imposible vender o alquilar en el mercado inmobiliario viviendas de clase energética F o G. En la Unión Europea, unos 30 millones de edificios tienen la etiqueta energética G. Los edificios residenciales seguirán el ejemplo de los edificios públicos y no residenciales, que tendrán que renovarse incluso antes: como mínimo hasta el nivel F de eficiencia energética en 2027, y hasta el nivel E en 2030. Tras este primer paso, los Estados miembros de la UE deberán proponer Planes Nacionales de Renovación de Edificios con plazos para conseguir un parque de edificios con cero emisiones en 2050.

  Curso online programas eficiencia energetica edificios

Certificado de eficiencia energética

La etiqueta energética proporciona una indicación de la eficiencia energética (y otras características clave de los productos) para ayudarle a tomar una decisión informada al hacer una compra, y para futuras referencias. Sin embargo, es posible que no le indique cuánta energía consume su electrodoméstico cuando lo enchufa.

Depende. La etiqueta energética indica en kilovatios hora (kWh) la cantidad de electricidad consumida durante un periodo de tiempo o un número determinado de usos (ciclos). Para conocer la potencia en vatios (W) o kW (kilovatios) de su aparato, necesita saber cómo se ha calculado la clasificación de eficiencia energética.    Desgraciadamente, este cálculo difiere según el tipo de producto.    Por ejemplo, la clasificación de un televisor se mide en kWh por 1000 horas y la de una lavadora se basa en kWh por 100 ciclos en un ajuste de lavado ecológico.

  Eficiencia energética de los edificios certificación energética

Si la potencia es constante y se conoce el intervalo de tiempo, es fácil. Basta con tomar los kWh y dividirlos por el número de horas; por ejemplo, 10 kWh en 5 horas = 2 kW. Si necesitas la respuesta en vatios (W) en lugar de kilovatios, multiplícala por 1.000. Por ejemplo, 2 x 1.000 = 2.000.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad