Edificios arquitectura sustentable

Arquitectura moderna y sostenible

Los edificios sostenibles minimizan el consumo de energía y agua y son una parte fundamental del desarrollo urbano sostenible que pretende combatir el cambio climático. Desde grandes rascacielos hasta novedosos museos, a continuación repasamos algunos de los edificios verdes que abren el camino hacia un urbanismo más responsable.

Según datos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en 2050 alrededor del 68% de la humanidad vivirá en ciudades. Estas representan solo el 3% de la superficie del planeta, pero consumen el 78% de la energía y producen el 60% de las emisiones de gases de efecto invernadero. Por ello, la propia ONU mejoró en 2016 la Nueva Agenda Urbana para asesorar a los países en sus procesos de urbanización y hacer ciudades más habitables, inclusivas, saludables, resilientes y sostenibles.

Frente a las ciudades de cercanías fruto de la Revolución Industrial y el desarrollismo del siglo XX, las nuevas tendencias en urbanismo pasan por la construcción de ecobarrios que son proyectos urbanos que pretenden reducir el impacto en el medio ambiente y cambiar los hábitos de vida de los ciudadanos para que sean más responsables con su entorno. La construcción de edificios y otras infraestructuras con tecnologías y materiales sostenibles es clave en este tipo de iniciativas.

¿Cuál es un ejemplo de edificio de arquitectura sostenible?

Torre de Shanghai (Shanghai, China)

  Edificios administrativos arquitectura

La Torre de Shanghai, el segundo edificio más alto del mundo, con sus 6.000 metros, es una maravilla arquitectónica y sostenible.

¿Qué tipo de edificios pueden llamarse sostenibles?

Un edificio verde o sostenible es un edificio que, por su construcción y características, puede mantener o mejorar la calidad de vida del entorno en el que se encuentra.

¿Qué hace que un edificio sea sostenible?

Los métodos de construcción sostenible incluyen: el uso de materiales renovables y reciclables. la reducción de la energía incorporada en los materiales de construcción. la reducción del consumo energético del edificio terminado.

Edificios sostenibles de gran altura

La arquitectura sostenible es aquella que trata de minimizar el impacto medioambiental negativo de los edificios mediante la mejora de la eficiencia y la moderación en el uso de materiales, energía, espacio de desarrollo y el ecosistema en general. La arquitectura sostenible utiliza un enfoque consciente de la conservación energética y ecológica en el diseño del entorno construido[1].

La idea de la sostenibilidad, o del diseño ecológico, es garantizar que el uso que hacemos de los recursos disponibles en la actualidad no acabe teniendo efectos perjudiciales para nuestro bienestar colectivo o imposibilite la obtención de recursos para otras aplicaciones a largo plazo[2].

El término “sostenibilidad” en relación con la arquitectura se ha considerado hasta ahora sobre todo a través de la lente de la tecnología de la construcción y sus transformaciones. Más allá del ámbito técnico del “diseño verde”, la invención y la experiencia, algunos estudiosos están empezando a situar la arquitectura en un marco cultural mucho más amplio de la interrelación humana con la naturaleza. Adoptar este marco permite rastrear una rica historia de debates culturales sobre nuestra relación con la naturaleza y el medio ambiente, desde el punto de vista de diferentes contextos históricos y geográficos[3].

  Accesos a edificios arquitectura

Ejemplos de arquitectura sostenible

En la actualidad, la exigencia de una forma de construir más sostenible ha dejado de ser una cuestión de elección personal, y el sector se ha regulado para aplicar medidas que mejoren el comportamiento medioambiental de las infraestructuras y los edificios.

Nos equivocamos al considerar que los vehículos son los únicos factores contaminantes, ya que los edificios consumen entre el 20 y el 50% de los recursos físicos, según su entorno. El sector de la construcción es un gran consumidor de recursos naturales como madera, minerales, agua y energía. Además, los edificios, una vez construidos, siguen siendo una causa directa de contaminación por las emisiones que se producen en ellos o por su impacto en el suelo.

Una arquitectura sostenible tiene en cuenta el uso de los recursos (energía, recursos naturales), su impacto medioambiental y los riesgos específicos para la seguridad de las personas. Para un uso responsable de los recursos en la construcción, ¿qué tipo de productos hay que elegir?

En la construcción, los materiales respetuosos con el medio ambiente (también conocidos como materiales de construcción ecológicos) son aquellos en los que, para su producción, colocación y mantenimiento, se han realizado acciones de bajo impacto ambiental.

Estudio de caso sobre edificios altos sostenibles

Los edificios sostenibles minimizan el consumo de energía y agua y son una parte fundamental del desarrollo urbano sostenible que pretende combatir el cambio climático. Desde grandes rascacielos hasta novedosos museos, a continuación repasamos algunos de los edificios verdes que abren el camino hacia un urbanismo más responsable.

  Edificios corporativos arquitectura

Según datos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en 2050 alrededor del 68% de la humanidad vivirá en ciudades. Estas representan solo el 3% de la superficie del planeta, pero consumen el 78% de la energía y producen el 60% de las emisiones de gases de efecto invernadero. Por ello, la propia ONU mejoró en 2016 la Nueva Agenda Urbana para asesorar a los países en sus procesos de urbanización y hacer ciudades más habitables, inclusivas, saludables, resilientes y sostenibles.

Frente a las ciudades de cercanías fruto de la Revolución Industrial y el desarrollismo del siglo XX, las nuevas tendencias en urbanismo pasan por la construcción de ecobarrios que son proyectos urbanos que pretenden reducir el impacto en el medio ambiente y cambiar los hábitos de vida de los ciudadanos para que sean más responsables con su entorno. La construcción de edificios y otras infraestructuras con tecnologías y materiales sostenibles es clave en este tipo de iniciativas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad